El uso correcto de las imágenes en tu sitio web es muy importante ya que esto ayudará a que más personas vean tu web (promoción), perciban un aspecto más profesional de tu marca (sensación positiva y de confianza) y con esto tener más posibilidad de aumentar tus ventas.

A continuación te muestro el proceso de 5 pasos y herramientas para conseguir imágenes para web, editar y subirlas a tu página web de manera correcta y estratégica ayudándote a conseguir más clientes.


Aquí el mini-curso “Cómo crear una página web para vender más”

Las imágenes de tu sitio web juegan un papel importante en el mercadeo y ventas de tu negocio.

No sólo se trata de buscar una imagen en internet, encontrar la que te guste, copiarla y publicarla.

Tampoco es correcto el sacar una foto e inmediatamente subirla a la web.

Imágenes Para Web – Errores que se pueden generar por el uso indebido.

Problemas técnicos: como la carga lenta de la página web ocasionando frustración en el usuario y con esto afectando el posicionamiento en Google o SEO.

Problemas estratégicos: como desaprovechar el impacto que ocasiona una imagen de calidad para lograr la atención y el interés del cliente potencial y, porque no, creando algo de viralidad (o sea que más personas compartan y conozcan tu negocio).

Además, una imagen de baja calidad despierta una percepción negativa hacia el negocio bajando la confianza y afectando las ventas.

Problemas legales: el publicar una imagen sin conocer la fuente y sin la debida autorización del autor, puede generar una infracción de copyright (o derechos de autor) que pueden costar miles de dólares.

Recuerdo un caso de un amigo, que por más que le advertí, se le hizo fácil usar una imagen que encontró en Google y después tuvo que pagar una multa de $800 dólares a una agencia de imágenes.

¿Cómo evitar estos errores?

Siguiendo el proceso de 5 pasos para seleccionar, editar y publicar imágenes para tu sitio web.

El proceso de 5 pasos para seleccionar, editar y publicar imágenes para tu sitio web.

Paso #1. Seleccionar las imágenes para web

Ya sabemos que no debes usar imágenes que desconoces su procedencia o sin el consentimiento escrito del autor.

Para conseguir imágenes para tu sitio web puedes:

Buscar y descargar de bancos de imágenes gratis. En la página de recursos te dejo una lista de algunos Bancos de Imágenes Gratis de Alta Resolución.

Ten en cuenta que para usar algunas de estas imágenes tendrás que mencionar la web o el autor de dicha fotografía si así lo indica la licencia. Te recomiendo leer los términos de uso.

7 Bancos de Imágenes para web Gratis de Alta Resolución

Comprar la licencia de uso de la imagen. Están las plataformas cuentan con imágenes de mejor calidad y venden la licencia para utilizarlas sin problemas legales.

7 Bancos de Imágenes para web (de pago) de Alta Resolución

  • https://www.gettyimages.com/
  • https://www.istockphoto.com/
  • https://www.shutterstock.com/
  • https://www.dreamstime.com/
  • https://www.123rf.com/
  • https://www.canva.com/photos/
  • https://elements.envato.com/

La tercera y mejor opción: Usar tus propias imágenes.

Hoy en día tenemos acceso a cámaras que toman imágenes para web en formato digital y en buena resolución.

Así que solo debes preocuparte por capturar un momento oportuno, un buen ángulo, un buen enmarque y la iluminación apropiada.

Y así puedes tener muchas opciones de imágenes relevantes de tu negocio y que puedas utilizar sin problemas legales en tu sitio web.

Las imágenes de calidad dan confianza, muestran profesionalismo y es más probable que quienes las vean, las compartan.

Muy importante: una vez que conseguiste la imagen adecuada es necesario que la edites.

Paso #2. Editar la imagen

Editar las imágenes para web es una gran oportunidad de mejorar su calidad, garantizar consistencia en el diseño de nuestro sitio web y de la marca y además de hacerla más llamativa y relevante.

Al editar las imágenes de tu sitio web ten en cuenta la consistencia en:canv

  • Tamaño
  • Filtros / efectos
  • Tipo de letra

Puedes recortar las imágenes para que el tamaño sea consistente.

Las imágenes para web de diferentes tamaños agregadas en una misma página crean incoherencia y hacen que el usuario perciba desorden y sienta ganas de cerrarla.

Lo mismo sucede con el filtro o los efectos que usemos en el editor.

Por ejemplo, si usas un filtro para agregar un efecto de color o una sombra interna, deberías utilizar ese mismo filtro en las otras imágenes.

También tienes la oportunidad de agregar textos descriptivos y hasta el logo o icono de tu negocio.

En este ejemplo utilizo canva.com como herramienta de edición.

Selecciono la plantilla de imagen para YouTube de 1280 píxeles de ancho x 720 píxeles de alto.

Me gusta este tamaño ya que puedo utilizar una misma imagen tanto para los vídeos en YouTube como para mi página web.

Además su proporción permite también utilizarse sin problemas en Facebook y Twitter cuando comparto el enlace en alguna de estas redes.

Después de editar la imagen,  la descargo a mi computador en formato JPG. También se recomienda el formato PNG.

Editores de imágenes para web:

Tamaños recomendados de imágenes para cada red social*:

  • Youtube: 1280px x 720px
  • Facebook: 1200px x 628px
  • Twitter: 1024px x 512px
  • Instagram: 1080px x 1080px
  • Pinterest: 735px x 1102px

* Fuente: https://www.canva.com/create-a-design 

Una vez editada la imagen es necesario comprimirla antes de subirla a tu página web.

Paso #3. Comprimir la imagen

Es importante entender que el tamaño en pixeles no es lo mismo que el tamaño o peso en bytes.

Una imagen puede tener un tamaño adecuado para web, por ejemplo 1280 x 720 píxeles.

Pero pesa 1 Mega Byte – un millón de bytes – (que es la unidad de información de base utilizada en computación y en telecomunicaciones)

Cada byte que le agreguemos a una página web, demandará mayor procesamiento en la entrega de la información.

En otras palabras, entre más peso tenga la imagen mayor tiempo se demora en abrir en una página web.

Se recomienda que cada imagen que subamos no pese más de 100 kilo bytes y así evitar frustración en el visitante con páginas lentas.

Recuerda que frustración en el visitante es igual a menos ranking en Google.

Por esta razón es necesario que pases la imagen por un proceso de compresión que es bajar la cantidad de bytes en colores o definición para mantener el mismo tamaño pero con menos peso.

Yo utilizo Photoshop para este proceso.

Una vez editada la imagen me aseguro de guardarla para web, manipulo la resolución para que la imagen reduzca su peso sin perder mucho su calidad.

Hay varias herramientas gratuitas en línea que también utilizo cuando no tengo a mano Photoshop.

Por ejemplo: Optimizilla, en esta herramientas online puedes subir la imagen y manipular la resolución hasta encontrar el peso y resolución adecuados.

Compresor de imágenes para web:

Una vez comprimida la imagen ya puedes subirla a tu página web.

Paso #4. Subir la imagen a tu web y optimizarla (SEO)

Antes de subir la imagen a tu página web, previamente has investigado y determinado cuál es la palabra o frase clave con la cual vas a optimizar dicha página.

La idea es que cada una de las páginas dentro del sitio web esté enfocada en posicionar en Google una palabra o frase clave que son determinadas por las búsquedas que los usuarios hacen en la web.

Por ejemplo, tu negocio es de venta de grano de café y creas una entrada o artículo dentro de tu blog con la frase clave “grano de café” y el título “Cómo seleccionar el mejor grano de café”.

Lo anterior con la intención de aparecer dentro de los primeros resultados de Google cuando un cliente potencial haga la búsqueda con dicha frase clave.

Las imágenes también juegan un papel importante en este trabajo de Optimización Para Motores de Búsqueda o SEO (por sus siglas en Inglés “Search Engine Optimization”).

Recomendaciones para optimizar tus imágenes:

  1. Que el nombre del archivo contenga la palabra clave.
  2. Una vez subas la imagen asegúrate que la palabra clave también aparezca en sus metadatos como:
    • El título
    • El subtítulo (o leyenda)
    • Texto alterno
    • Atributo “title”

Los metadatos permiten que la información se transmita de forma que pueda ser entendido por los motores de búsqueda, usuarios finales y usuarios con deficiencia visual.

Así cumples con tener una web accesible para todos los usuarios subiendo las posibilidades de que encuentren tu negocio más fácilmente.

En este ejemplo estoy usando el software WordPress para crear y administrar el sitio web y además uso el plugin (o software adicional) Yoast SEO.

Este plugin me da las indicaciones necesarias para optimizar la página de la mejor manera posible.

Recuerda que en el mini-curso “Cómo crear una página web para vender más” te enseño cómo crear el sitio web de tu negocio en pocos minutos, de manera profesional, segura y económica.

Cómo Crear Una Página Web Para Negocio

Una vez optimizadas las imágenes dentro de la página web, recuerda guardar los cambios y revisar tu trabajo.

Paso #5. Revisar, mejorar y promocionar

Una herramienta que recomiendo para revisar si las imágenes en la página no están interfiriendo en la velocidad de carga es “PageSpeed Insights”.

Es una herramienta gratuita de Google en donde escribes el enlace o URL de la página especifica que quieres revisar.

Aunque la mejor calificación es 100 sobre 100, procura estar por encima de los 80 ya que es difícil lograr los 100 por factores técnicos de servidores y códigos que sólo un programador o experto en codificación podría ayudarnos.

También recomiendo que uses la herramienta de Yoast dentro del editor de WordPress para editar la información que quieras que aparezca en los resultados de Google (el Google snippet), tanto el título como la descripción y la imagen destacada.

Con esta misma herramienta puedes modificar la información que aparecerá en facebook y twitter cuando compartas el enlace de tu página.

De este modo llamará más la atención e interés de tus clientes potenciales.

Puedes compartir estas mismas imágenes en otras redes sociales como Pinterest o Instagram invitando a conocer  tu negocio, ver tu experiencia y confiabilidad para así comprarte a ti y no a la competencia.

Recuerda el proceso:

Paso #1. Seleccionar la imagen
Paso #2. Editar la imagen
Paso #3. Comprimir la imagen
Paso #4. Subir la imagen y optimizarla (SEO)
Paso #5. Revisar, mejorar y promocionar

Espero que te sea muy útil esta información y recuerda compartirla con alguien a quien también le pueda ayudar.

Si no lo has hecho, suscríbete a mi canal aquí y activa las notificaciones para que recibas la próxima información.

Recuerda solicitar acceso al mini-curso gratuito “Cómo crear una página web para vender más”.

Muchas gracias. Nos vemos en la próxima.

Luis R. Silva ©