En este vídeo artículo te explico por qué tu sitio web o blog puede estar perdiendo clientes a causa del “Dolor Cerebral” y cómo evitarlo.

Ya tienes tu página web o blog y no logras nuevos clientes o aumentar las ventas.

Invertiste dinero y tiempo en su construcción y sientes que no has recuperado dicha inversión.

Ya hay quien visita tu sitio web pero no logras que tomen la acción de contactarte o que compren.

Seguramente, el problema es que tu sitio web está ocasionando Dolor Cerebral, creando rechazo hacia tu página, haciendo que la abandonen y se vayan con tu competencia.

Causar “Dolor Cerebral” a los visitantes de tu sitio web o blog disminuye las posibilidades de convertirlos en clientes.


Cómo puedes estar causando “dolor cerebral” a tus clientes

Por lo general tú no sabes que estás causando ese “Dolor Cerebral” y el visitante a tu sitio web o blog va a sentir ese dolor pero muy seguramente no va a saber el por qué, simplemente siente que hay algo que no está bien.

Lo que yo llamo “Dolor Cerebral” no es dolor de cabeza, realmente no es dolor físico, es un dolor subconsciente que envía una señal negativa al consciente causando rechazo hacia tu sitio web.

Muchas veces el visitante no sabe realmente lo que hace que rechace tu página web, simplemente no se siente cómodo y lo abandona yendo directo con tu competencia.

Minimizar el dolor cerebral de tu prospecto aumenta las posibilidades de que se convierta en tu cliente.

Voy a darte un ejemplo de la vida real (no virtual) para entender mejor qué es el dolor cerebral:

Tienes una hora de descanso para tu almuerzo y decides ir a un nuevo restaurante que te recomendaron.

Aunque fue muy difícil de encontrarlo, por fin llegas pero tienes que esperar para poder ingresar.

Cuando al fin logras acceder notas que el lugar está desordenado y la atención no es muy buena. Te da desconfianza. Te brindan el menú o la carta y los platos son confusos, es difícil elegir una opción porque no logras entender de qué están hechos los platillos, no sabes si te va a gustar.

Debido a esta desconfianza y confusión decides ponerte de pie y te vas al restaurante que está al lado, que, aunque es un poco más costoso, prefieres consumir allí ya que te atendieron rápido, el lugar es ordenado, limpio, la atención es buena y el menú es sencillo y descriptivo. En pocas palabras, no hay confusión ni desconfianza.

Pregunta:
¿Volverías al primer restaurante así lo recomienden?
– Seguramente no porque te causó “Dolor Cerebral”

Otra pregunta:
¿Volverías al segundo restaurante?
– Posiblemente sí vuelves porque fue una experiencia agradable.

En resumen: “dolor cerebral” = menos clientes.

Volviendo al mundo virtual…

¿Cómo aplica este principio en tu sitio web?

Un blog o sitio web causa dolor cerebral cuando el visitante se siente incómodo porque no puede acceder rápidamente y no encuentra fácilmente lo que está buscando.

Le cuesta trabajo entender el mensaje que quiere dar la página y el diseño no es claro porque contiene muchos colores y muchas opciones que no lo dejan decidir rápidamente cuál es el siguiente paso a seguir.

El principal síntoma de “Dolor Cerebral” de un visitante a una página web es la FRUSTRACIÓN.

Puedes correr una campaña para atraer tráfico hacia tu sitio web pero si tú no lo tienes preparado para NO causar “dolor cerebral”, la campaña va a ser un fracaso total.

Recuerda: “dolor cerebral” = menos conversión de visitantes a clientes

Plan de acción para no causar dolor cerebral en tu sitio web

¿Qué podemos hacer para evitar frustración de nuestros potenciales clientes en nuestra página web?

Para evitar que tu sitio web ocasione dolor cerebral a sus visitantes y logres convertirlos en clientes, debes tener en cuenta dos aspectos:

  1. El aspecto técnico
  2. El aspecto de diseño

1) En el aspecto técnico debes asegurarte que tu sitio web:

A. Cargue rápido – que se pueda ver rápidamente el contenido

– Para medir la eficiencia y velocidad de tu página web puedes utilizar la herramienta de Google PageSped Tool gratis o Pingdom.

– Para mejorar la velocidad de carga de tu página web tendrás que preguntar a tu proveedor de hospedaje cómo te pueden ayudar. Algo que está al alcance de tus manos es mejor el tamaño (en bytes) de las imágenes. Muchas veces se comete el error de subir la imagen directamente sin antes haberla editado y optimizado. Si utilizas WordPress como tu software para administrar tu sitio web, te recomiendo el plugin Smush Image que puedes instalar gratis.

B. Sea compatible con dispositivos móviles – que su diseño se adapte a los diferentes dispositivos. Los usuarios de internet usan cada vez más sus teléfonos inteligentes para navegar por internet y tomar decisiones de compra.

– Actualmente todas las plantillas profesionales para sitios web tienen los diseños compatibles para los diferentes dispositivos (desktop, tablet, phone / computador, tableta y teléfono). Si tu sitio web está construido y administrado con WordPress, aquí puedes revisar cómo diseñar una página web que se adapte a dispositivos móviles.

C. Sea compatibles con los principales navegadores – Por ejemplo: chrome, firefox, safari

– Para revisar la compatibilidad de tu sitio web con los diferentes navegadores puedes utilizar herramientas como BrowserStack (de pago), Browserling (gratis + de pago), Browser Sandbox (gratis + de pago).

2) En cuanto al diseño debes asegurarte que:

  • Sea sencillo (casi minimalista) – la clave aquí es evitar que los diferentes elementos de la página compitan unos entre otros para llamar la atención del usuario.

Es muy común que queramos resaltar más de un elemento, por ejemplo: click aquí para descuento, click aquí para ver productos, click aquí para contactarnos, click aquí para direcciones, click aquí para saber quién soy yo…

Esto causa parálisis por análisis, que es la falta de acción por saturación de opciones. Entre más opciones menos acción, o sea, menos ventas.

Mi recomendación es que en el diseño de tu página web enfoques la atención en una sola acción, la más relevante e importante para tu negocio.

Otras recomendaciones relacionadas a diseño:

  • Limita el número de colores – te recomiendo el vídeo: “El color para captar más clientes” 
  • Navegación sencilla sin muchos botones
  • Uso inteligente de los textos con mensajes claros

Te recomiendo el vídeo: “Cómo diseñar una página web para vender más

En conclusión

La misión del diseño de tu sitio web no es que se vea “bonito” sino que, por medio de una experiencia positiva, guíe a los usuarios de la manera más sencilla y clara a que tomen la acción o lleguen a la meta que marcaste en tu estrategia.

Es por eso que, así seas tú quien maneje tu sitio web o lo maneje un profesional en diseño web, asegúrate de no ocasionar dolor cerebral en tus clientes potenciales y de este modo aumentar los clientes y las ventas.

En la sección de comentarios, cuéntame si detectaste los puntos que pueden estar ocasionando dolor cerebral a los visitantes de tu web y que acción tomaste para corregirlo.

Recuerda compartir este articulo con al menos una persona a quien le pueda ser útil.

Gracias,
Luis R. Silva ©

Vídeo creado en Noviembre de 2012: