Si la principal actividad de tu negocio es prestar cualquier tipo de servicio en el campo profesional, de educación, asesoría , consultoría, recreación, arte, diseño, salud y bienestar, etc., y tu objetivo es conseguir más clientes con la ayuda del internet, entonces te interesa aprender a vender servicios por internet, y para eso necesitamos entender 3 aspectos importantes, el técnico, el estratégico y el “inteligente”, y te los explico a continuación.

Vídeo Parte #1: Vender Servicios Por internet – Aspecto Técnico y Estratégico

Igual que en el campo físico, necesitamos un espacio donde nuestros potenciales clientes nos puedan encontrar, visitar y contratar y por eso necesitamos una oficina virtual o sitio web. Y no sólo la oficina virtual, pero también un conjunto de herramientas que se complementen y trabajen entre sí ayudando a captar clientes y ventas para tu negocio de servicios.

El vender servicios por internet no debería ser una tarea complicada ya que hoy en día la tecnología y las herramientas en la web han evolucionado o mejorado pensando en aquel usuario que no es programador y que necesita utilizar dichas herramientas diariamente para promocionar un negocio y crear el proceso de captación de clientes. Herramientas tales como el email marketing (GetResponse o Aweber, por mencionar algunos proveedores) o el tráfico pagado con Facebook o Google, nos permiten crear procesos que trabajen de manera semi-automática ayudándonos a ahorrar tiempo.

A continuación te recomiendo un par de vídeo-artículos que te ayudarán a entender y obtener mejor las herramientas que conforman una presencia online básica pero completa.

Recursos:


En el siguiente vídeo puedes continuar con la segunda parte del tema vender servicios por internet y cómo hacerlo de manera inteligente vendiendo tus servicios como productos.

VídeoParte #2: Vender Servicios Por internet – Servicios como Productos

Hace algunos años atrás cuando mi principal servicio era asesorar en la planeación y desarrollo de la presencia online de los negocios de mis clientes, también ayudaba a dar capacitación a dueños de negocios por medio de talleres y seminarios presenciales y, aunque son actividades que me apasionan, llegó un momento en que no tenia el tiempo suficiente para estar con mi familia, cuidar mi estado físico y hacer cualquier otra actividad que me ayudara a descansar o relajarme, en pocas palabras, tenía trabajo pero no tenía libertad de tiempo.

La ironía era que yo enseñaba cómo utilizar el internet para promocionar un negocio y captar más clientes pero no terminaba de entender el concepto del “intercambio tiempo por dinero” y cómo la tecnología me podía ayudar a solucionar dicho dilema. Así que lo estudié a fondo, aprendí y lo puse en practica. Puse mis conocimientos y experiencia en formato digital y ahora puedo ayudar a muchas más personas alrededor del mundo, ya que estoy multiplicado (digitalmente hablando) y sin tener que poner todo mi tiempo en sesiones de asesorías personalizadas.

Recuerda dejar tus comentarios, opiniones en la sección de abajo de esta página.

Gracias y seguimos en comunicación,

Luis R. Silva ©